Blogia
Bichitos Viajeros

Mis Lucky Shorts

Mis Lucky Shorts

Ya mencionamos el incidiente en el artículo dedicado al trekking de Chiang Mai, pero me gustaría volver al tema para contar con un poco más detalle lo que significaban los "lucky shorts"... se lo debo. jejeje.

O lo que para cualquiera de ustedes sería: "la mierda del bañador rosa ese que no te quitas de encima" o algo así ;-)


Ese bañador (o como dirían los más finos-correctos del lenguaje... aquel "traje de baño") lo compré cuando tenía unos 18 o 19 años, creo. Osea que estaba conmigo pues desde hace ya unos 13 años, jejejeje... cuantas peleas con Anita por no querer comprarme otro, jejeje...
representaba para mí esa prenda de viejete caprichoso. Ya sabemos de esas historias internas familiares de "puretillas" que le agarran apego a una camisa o babuchas o la gorra... en fin, para mi esa era la única prenda fetiche que tenía y representaba que me hacía mayor, con achaques de mayor. jeje.

Lucky Shorts, a partir de ahora Mr. LS me acompañó por las playas y diferentes piscinas de Canarias, en las aguas maravillosas de las siete islas se bañó Mr.LS conmigo. Si. Y en todo el Levante... desde Cataluña norte hasta la manga del mar menor en Murcia, pasando por Valencia, Castellón y algún río interior, lagos...
El norte, Cantabria, el sardinero... allí estuve con mis LS. En Galicia... y en la otra punta del pais también se mojaron en aguas heladas en Isla Cristina, Huelva... cuantos recuerdos, y seguro que me dejo muchos.

Luego se vinieron con Ana y conmigo a República Dominicana, estuvieron en Punta Cana, Samaná, Isla Saona... estuvieron en el Bósforo en Turquía, casi en el mar negro, se mojaron conmigo en pleno Río Nilo, en Egipto, y en las idílicas piscinas del lago Nasser en Abu Simbel, se acuerdan chuchis???
Estuvieron tb en África central, en Gambia pero allí no se mojaron :-(
...finalmente Mr.LS murió como un héroe, en tareas para las que no estaba diseñado, murió en plena selva, porque yo ya no tenía pantalones secos que ponerme... y me senté sobre una piedra equivocada... y aquel risco puntiagudo lo sesgó como cuchillo afilado... el pobre Mr. LS no llegó a saborear las aguas de Ping River, ni del mar de Andamán.
Pero si que alcanzó a darse un chapuzón en preciosas cascadas y en un rio pequeño pero caudaloso que atravesaba un poblado selvático... supongo que un afluente del Ping.

Eso si que era un bañador bueno. A todos/as los que me animaban a comprarme un bañador nuevo... felicidades, jejejeje

Va por ti! my lucky shorts!!!

..por cierto, no era rosa! ...era ROJO coño... que los años no pasan en balde. ;-D

(JUA JUA JUA)

Javito

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres