Blogia
Bichitos Viajeros

La Catedral de Paracas y II

La Catedral de Paracas y II

Un lector del blog, desde Perú nos escribía para hacernos saber que se había leído nuestro periplo y que había disfrutado mucho haciéndolo. Desde aquí agradecerle sus palabras y aceptamos su invitación a volver a su país, efectivamente, querido amigo peruano nos queda el norte y la selva peruana… esperamos poder conocerlo todo algún dia.

 

El caso es que en su comentario, Miguel Ángel, nuestro amigo, nos menciona la desaparición de la Catedral de Paracas, precisamente era su búsqueda de imágenes de esta la que le llevó hasta nuestra página. ¿La Catedral destruida?

 

http://unosbichitos.blogia.com/2007/030703-la-catedral-reserva-de-paracas.php

 Paracas es un desierto metido en el océano Pacífico, su arena roja, sus playas espectaculares, sus construcciones debidas a la erosión y su fauna única conformó una de nuestras visitas espectaculares en nuestro viaje a Perú. En el propio mirador donde nos llevó el taxista a tomar la foto de la Catedral con su cala, cerca del acantilado pudimos ver una larga brecha donde cabía un hombre y que era como un corte a medio hacer, el acantilado medio desgajado que no terminó de romperse tras el último gran terremoto según nos comentó nuestro guía. Quien lo iba a sospechar… 

Aquí en España hemos visto cientos de imágenes del desastre, recordamos la zona porque estuvimos por allí unos cuantos días, e incluso Ana compartió un pensamiento conmigo referente a la posibilidad de que este monumento pétreo cuya autora, la Naturaleza, había esculpido a lo largo de siglos de historia, hubiera resultado dañado. Y yo censuré ese pensamiento “que va! Como se va a caer!” …siempre das por sentado ciertas cosas y no me había preocupado más. Para mi era impensable que algo tan antiguo y que entiendes que habrá sufrido embestidas del Pacífico y temblores de tantas épocas, se caiga precisamente ahora. Perú está pegadito a una falla, allí viven los “sismos” como algo cotidiano, los cartelitos de advertencia y los pasajes a zonas seguras anti-sísmicas en los hoteles nos lo recordaban a cada instante. Pero lamentablemente la estructura se colapsó.

 

Ahora yo, buscando una foto de la Catedral post-desastre leí lo que alguien escribió y que resulta curioso por lo paradójico: La Catedral de Paracas la creó la Naturaleza y la misma Naturaleza la destruyó, como un artista enloquecido por la furia destruyendo con un mazo su más valiosa escultura.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sandra -

Me recuerda a lo ocurrido en la isla de Gran Canaria con la roca de Agaete conocida como "Dedo de Dios", que después del la tormenta Delta del 2005, recibe el nombre de "El muñón de Dios".
¡Saludos, bichos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

BlasFT -

!Bravo, bichitos!. Un gran comentario salido del sentimiento y la sensibilidad de dos artístas como vosotros.
La mejor escultura la estáis moldeando en este momento vosotros, en especial, Ana.
Más besos,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres